Las nuevas tendencias: Ortodoncia alternativa (I)

Hola!

Si seguís nuestro blog, sabréis que ya hemos hablado de la ortodoncia básica y sus tipos. Pero ahora hablaremos en los próximos post de otros tipos distintos de ortodoncia, que utiliza formas alternativas de recolocar los dientes.

En éste post vamos a explicar el sistema DAMON.

Su característica fundamental es la ausencia de ligadura para sujetar el alambre dentro del bracket, por lo que ofrece un movimiento más libre de los dientes hacia la posición ideal. Es decir, lo que hace es ejercer fuerzas ligeras que permiten que el movimiento dentario se más rápido y confortable.

El tratamiento con otros brackets a menudo requiere extraer dientes sanos, y usar aparatos auxiliares para abrir espacio. Esto suele resultar incómodo, tardar bastante en hacer efecto, y el resultado puede ser una arcada más estrecha con un perfil facial menos estético.

Las sonrisas Damon son amplias, naturales y se consiguen utilizando fuerzas ligeras que respetan la biología. El sistema Damon está diseñado para mejorar el resultado facial general de cada paciente. Los brackets son sólo el una parte, lo que da la sonrisa es el sistema completo. El Sistema Damon se basa en tres componentes fundamentales, que combinados consiguen reducir el tiempo de tratamiento, el número de citas, aportan mayor comodidad y consiguen resultados de la máxima calidad:

  1. Los brackets Damon de auto-ligado pasivo que eliminan la necesidad de “ligaduras” elásticas o metálicas. Podrás experimentar lo cómodo que resulta un tratamiento sin tensión.
  2. Arcos ligeros de alta tecnología con memoria de forma que mueven los dientes más rápido y requieren menos ajustes.
  3. Un nuevo estilo de tratamiento probado clínicamente que pone los dientes rectos y mejora la estética facial. 

Con el Sistema Damon no sólo alineamos los dientes, sino que creamos sonrisas preciosas. El Sistema Damon está diseñado para que los resultados sean para toda la vida.

Ventajas:

  • Menos probabilidades de extracción u operaciones quirúrgicas. Al ejercer fuerzas más ligeras sobre los dientes se consigue un mayor rango de movimiento dentario y más fisiológico.

  • Menor tiempo de tratamiento. Los tratamientos pueden ser hasta un 50% más rápidos que con los brackets convencionales.

  • Menor presión dental. Se utilizan arcos de titanio de alta tecnología que liberan fuerzas muy ligeras, con memoria de forma, que guían los dientes a su posición ideal. Muchos pacientes apenas sienten molestias.

  • Movimiento dentario más rápido. Los brackets de autoligado en combinación con arcos de última tecnología ejercen la fuerza óptima que necesitan los dientes para moverse de la forma más fisiológica y eficiente, por lo que éste sistema dura menos que otros aparatos convencionales.

  • Mejoría del perfil facial. El tratamiento no sólo produce una mejoría a nivel dentario, también favorece la belleza del rostro al dar más soporte a los tejidos blandos del tercio inferior de la cara de una forma natural, sin necesidad de realizar cirugía estética.

En Perfil Dental somos especialistas en la implantación y seguimiento de éstos sistemas, y os invitamos para que os paséis por la clínica a preguntar todas las dudas que tengáis.

En el próximo post, os hablaremos de la ortodoncia lingual: el sistema oculto.

¡Gracias por la atención y hasta la semana que viene!

Anuncios